RSS

Para la gloria de Dios en el fin del mundo.

18 Mar

Esta mañana, al estudiar el matinal, recordé uno de los versículos que más me han servido durante mi carrera. 1ª de Corintios 10:31. Lo he repetido tantas veces que hay ocasiones en que creo que lo desgasto de tanto usarlo y deja de tener el significado real que conlleva. “Por tanto pues, si coméis o bebéis o hacéis otra cosa, hacedlo todo para la Gloria de Dios” (1ª Cor. 10:31 RV60)

La comida y la bebida deben servir para glorificar a Dios. El diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, en su 22ª edición, define la palabra glorificar como “Reconocer y ensalzar a quien es glorioso tributándole alabanzas”. Desde esta perspectiva, si mi alimento glorifica a Dios, mi comida y mi bebida son mi alabanza. Y alabar, según el mismo criterio de definición, implica “elogiar o celebrar algo o a alguien”.

Aunque el diccionario es sumamente imperfecto, creo que nos da un matiz importante para reflexionar. Todo lo que comes y todo lo que bebes es una forma de elogiar, celebrar y reconocer quién es Dios, cómo y por qué le sirves.

Cuando tú y yo nos alimentamos estamos alabando, estamos adorando, y en el marco del gran conflicto cósmico, sólo hay 2 seres en todo el universo que se disputan la adoración. O Dios, o Satanás. Y de ellos solo hay Uno que realmente es digno de alabanza y adoración (el salmo 65 y muchos otros textos más describen las razones).

Si tu comida no cumple esa función, si tu comida no es una alabanza a Dios, simplemente no sirve. Muchas veces pensamos en alimentos desde la perspectiva de lo que me gusta a mí, de lo que se me antoja, de lo que yo quiero, pero esa es una perspectiva que NO glorifica a Dios, y si no glorifica a Dios, si no lo alaba, solamente puede alabar a Satanás.

Durante mucho tiempo escuché que la reforma pro-salud es parte del mensaje del tercer ángel y no entendía por qué (quizá porque se predicará en el tiempo del fin) pero hoy quiero darte la respuesta: Hoy, en el tiempo del fin, tu forma de comer, de dormir, llevar una vida sobria y un estilo de vida saludable, son formas de tributar la adoración al único Dios que merece la Honra, la Gloria y el Honor (Apoc. 4:11, Apoc. 5:11). Si tu estilo de vida no refleja al Dios al que sirves, indirectamente estás sirviendo al enemigo.

Tal vez suene radical, pero con Dios “se está o no se está” y en el tiempo del fin las cosas se van complicando más. ¿Quieres saber por qué no somos capaces de recibir más luz y espiritualidad? Porque saturamos nuestras avenidas del alma, porque embotamos nuestros sentidos con el internet, con la televisión, con el Ipod, con la sensualidad y hasta con la coca-cola que nos tomamos ayer. Nuestro estilo de vida refleja nuestra adoración. Si no consideramos este principio tan importante, no importa cuánto asistamos a la iglesia, cuánto nos esforcemos por servir a Dios, cuánto luchemos por ser mejores cristianos, siempre volveremos a desviar nuestra forma de adorar.

La segunda venida de Cristo está a la vuelta de la esquina. La segunda venida de Jesús está más próxima que cualquier otro evento, no hace falta ser un genio para observar las devaluaciones de las monedas mundiales, para ver cómo se matan millones de personas en el medio oriente y a la vuelta de tu cuadra, para observar las catástrofes naturales, los terremotos, los tsunamis y las posibles explosiones nucleares.

El ser humano se está autodestruyendo mientras cree que evoluciona hacia un mundo mejor y una sociedad utópica. El medio ambiente que Dios nos dio para cuidar en el Edén hoy está en ruinas.

Pero la buena noticia es que el mundo mejor sí está cerca, Cristo está a la puerta terminando de preparar la tierra nueva, revisando los últimos detalles, tocando el corazón de muchas personas e incluso tocando el nuestro para que llevemos el mensaje de salvación a los que no lo conocen.

Pronto llegará ese día donde El Señor mismo “Con voz de mando, con voz de arcángel y con trompeta de Dios descenderá del cielo” (1ª Tes. 4:17) y “Todo ojo le verá, aún los que le traspasaron” (Apoc. 1:7). Muy cerca está el día cuando Dios vendrá a llevarnos a un lugar donde ya no habrá “Más muerte, más llanto, más clamor, ni dolor, porque las primeras cosas habrán pasado” (Apoc. 21:4).

¡Cristo viene pronto! Mira las noticias y lee tu Biblia, las catástrofes mundiales no son obra de la casualidad, son señales de la pronta venida de Cristo Jesús.

Aprendan de la higuera esta lección: Tan pronto como se ponen tiernas sus ramas y brotan sus hojas, ustedes saben que el verano está cerca.  Igualmente, cuando vean todas estas cosas, sepan que el tiempo está cerca, a las puertas. (Mateo 24:32-33 NVI)

Pero tú y yo tenemos que estar listos para ese momento. Nuestra forma de comer, nuestra forma de vivir debe servir para glorificar a Dios, porque de lo contrario “Si alguien adora a la bestia y a su imagen, y se deja poner en la frente o en la mano la marca de la bestia, beberá también el vino del furor de Dios, que en la copa de su ira está puro, no diluido. Será atormentado con fuego y azufre, en presencia de los santos ángeles y del Cordero. El humo de ese tormento sube por los siglos de los siglos. No habrá descanso ni de día ni de noche para el que adore a la bestia y su imagen, ni para quien se deje poner la marca de su nombre.” ¡En esto consiste la perseverancia de los santos, los cuales obedecen los mandamientos de Dios y se mantienen fieles a Jesús! (Apoc. 14:9-12 NVI)

Oigamos la voz del Señor, estemos atentos y comamos de tal forma que alabemos, adoremos y Glorifiquemos a Dios. No vaya a ser que, por descuidar este punto tan importante, nos pase “como en tiempos de Noé. Porque en los días antes del diluvio comían, bebían y se casaban y daban en casamiento, hasta el día en que Noé entró en el arca; y no supieron nada de lo que sucedería hasta que llegó el diluvio y se los llevó a todos. Así será en la venida del Hijo del hombre” (Mateo 24:37-39 NVI).

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 18 marzo 2011 en No sólo de pan...

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: